Violencia de género y Covid-19 genera interés en defensores públicos

“La violencia de género es una problemática latente en nuestro país y la situación ha empeorado durante la emergencia sanitaria”, enfatizó el Defensor Público General, Ángel Torres Machuca, en la capacitación web que organizó la Institución junto a la Fundación Haciendo Ecuador, con el apoyo de la Fundación Panamericana para el Desarrollo, el 1 de junio de 2020.

En la inauguración de la jornada explicó que la violencia se expresa, aún más, en el contexto familiar por lo que, con el distanciamiento social y las nuevas restricciones, la víctima puede estar en peligro conviviendo con su abusador.

Del 17 de marzo al 31 de mayo de 2020, en las unidades de flagrancia, la Defensoría Pública atendió 6.297 patrocinios de los cuales 21,8% se relaciona con la violencia intrafamiliar, es decir, 1.372 casos. La cifra constituye el principal delito que asume la Institución, a escala nacional. Además, la entidad habilitó, en su portal web, un formulario de consultas, que incluye temas de violencia de género.

La problemática es una prioridad para esta administración, por ello, “contamos con 102 defensores especializados en atención a víctimas de violencia sexual e intrafamiliar, así como unidades con equipos interdisciplinarios para una atención integral. Asimismo, desarrollamos programas de sensibilización, capacitación y charlas informativas, entre otras acciones”, recordó el Defensor Público.

El trabajo de los defensores públicos, en esta materia, debe ser sensible para evitar la revictimización, ya que la lucha contra este fenómeno es una exigencia básica de justicia y una condición necesaria para lograr cambios en favor de la equidad, resaltó en su intervención.

Violencia contra mujeres y niñas

La mexicana Karla Salas Ramírez expuso ¿Qué hacer frente a la otra epidemia: la violencia contra las mujeres y niñas?, tema presente en toda la historia de la humanidad y que los Estados no le dan prioridad, por lo que los datos son abrumadores. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) 1.370 mujeres son asesinadas cada día por algún miembro de la familia mientras que, en América Latina, cada dos horas es asesinada una mujer.

La violencia de género se da por algunas razones, entre ellas, por la normalización de la violencia, deficiencia normativa o falta de aplicación y escaso conocimiento de sus derechos, manifestó.

Frente a esta realidad, reiteró la necesidad de insistir en el reconocimiento de los derechos humanos, el principio de universalidad, el respeto a la dignidad y la no discriminación.

En el contexto de la pandemia, dijo que se ha evidenciado la desigualdad en algo sencillo: la designación de roles y tareas, mientras que la violencia también se expresa en la comunicación y espacio virtual. 

En su exposición emitió algunas ideas para frenar la violencia, entre ellas, mecanismos rápidos y a distancia para la presentación de denuncias y medidas de protección, así como campañas de información.

Violencia de género frente a la pandemia

La ponencia sobre “La violencia de género frente a la pandemia del Covid-19” estuvo a cargo de la ecuatoriana Gabriela Bermeo Valencia, quien destacó la importancia de ser empáticos frente a esta problemática, que no significa lástima, sino un instrumento de reconocimiento del otro.

El primer paso para generar empatía es reconocer nuestros privilegios, es decir, considerar las oportunidades que tenemos para desarrollar nuestra personalidad y proyectos de vida, así como dejar de pensar que algo no es tu problema porque no te afecta en lo personal. manifestó.  Además, habló de la necesidad de generar normativa y política pública desde la interseccionalidad, porque las problemáticas de las mujeres no son homogéneas.

En el transcurso de la pandemia del Covid-19, señaló que, entre el 12 de marzo al 11 de abril de 2020, el Ecu-911 receptó 6.814 llamadas por posibles casos de violencia de género, mientras que, hasta el 30 de mayo, 26 mujeres fueron atacadas hasta morir.

Tamaño de fuente