LA DEFENSORÍA PÚBLICA ANALIZARÁ APELAR LA SENTENCIA EN EL CASO “NICOLE”

Una vez que la Defensoría Pública reciba la sentencia por escrito del caso “Nicole” analizará apelar el fallo y la reparación integral que dictó el Tribunal de Garantías Penales de Quitumbe-Quito, este 26 de octubre de 2020. Así lo anunció la máxima autoridad de la institución, Ángel Torres Machuca, en rueda de prensa.

Señaló que, en este caso, dos defensores públicos participaron como acusadores particulares, quienes aportaron con pruebas y elementos de convicción, que permitieron la sentencia condenatoria, en primera instancia, de dos de los cinco implicados: Jonathan Alexis N. G. (21 años) y Carlos Alejandro P. M. (26). Los jóvenes deberán pagar 34 años y ocho meses de privación de la libertad, por el delito de violación con resultado de muerte.

El Defensor Público General destacó el acompañamiento permanente que realizó la institución a la madre de la víctima, con la asignación de un psicólogo y una trabajadora social, durante todo el proceso.

Para Luis Guerrero, uno de los defensores a cargo del proceso, este es un caso emblemático y de conmoción social, porque, inicialmente, se había declarado la muerte natural de Nicole. Sin embargo, por insistencia de la madre se reabrió el proceso y se practicaron diversas diligencias, que probaron la modificación de la escena del delito, la limpieza del cuerpo de la víctima y la violación con resultado de muerte.

Precisó que, debido a la complejidad del caso, la audiencia se desarrolló por cuatro ocasiones y la misma incluyó intervenciones de aproximadamente 40 personas, entre testigos y peritos.

Respecto a los dos procesados que están prófugos, William Alfonso Ch. Ch. (23) y Stalin Javier R. P. (26), la máxima autoridad de la Defensoría Pública, exhortó a la Policía Nacional a ubicarlos, con el fin de que sean juzgados y no queden en la impunidad.

En la sentencia, el tribunal también ratificó el estado de inocencia de Kevin Alexander A. G. (20 años), Jonathan Rafael V. Q. (26) y Norma Esperanza G. G. (44), acusada en calidad de cómplice. Mientras que, a favor de la víctima, fijó una reparación integral conjunta de 20.000 dólares.

Los hechos ocurrieron el 7 de noviembre del 2018, cuando Nicole, de 22 años, acudió a una reunión con amigos, en un domicilio, ubicado en Guamaní al sur de Quito, ahí fue víctima de una violación grupal, que la mató. El delito se cometió aprovechando su situación de vulnerabilidad, ya que tenía 4.42 gramos de alcohol por litro en su sangre, según el proceso. La Defensoría Pública sumió la defensa técnica de la víctima y el acompañamiento integral a su madre.

Tamaño de fuente