Defensoría Pública continúa con jornadas de capacitación en movilidad humana

La Defensoría Pública del Ecuador y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) desarrollaron una nueva jornada de capacitación sobre el “Contexto de Protección/Solicitudes de Condición de Refugiados enfocadas a la protección de niños, niñas y adolescentes”, el 30 de julio de 2020.

En la inauguración, la máxima autoridad de la Defensoría Pública, Ángel Torres Machuca, resaltó la colaboración de Acnur para la formación del personal, que permite servir de mejor manera a los usuarios y fortalecer uno de los objetivos de la actual administración, que tiene que ver con la actualización permanente de los servidores administrativo y misional.

Acnur es un organismo que cumple bien su función de dirigir y coordinar acciones de protección para refugiados, en esta ocasión, con el aporte de expertos para profundizar en el análisis de movilidad humana.

En la capacitación participaron defensores públicos, personal administrativo, asistentes legales e integrantes de los consultorios jurídicos gratuitos de Chimborazo, Tungurahua y Cotopaxi.

Contexto de protección

Pedro Velasco, consultor nacional de Movilidad Humana de Acnur, reveló algunas estadísticas sobre migración, de personas que se quedan en el país.

La cifra pasó de 76.853, en 2017, a 126.890, en 2019. Con un nuevo fenómeno: el aumento de ciudadanos venezolanos, cuyo pico más alto se dio en 2018 con 115.846 personas de esa nacionalidad, por lo que, en la Región, Ecuador es el cuarto país con población migrante y refugiada venezolana.

Respecto a la protección internacional se refirió a algunas barreras y retos como el limitado acceso al territorio, asilo, derechos, servicios, así como restricciones en legislaciones, detención de personas, tensiones políticas y sociales.

En su intervención, especificó que los extranjeros al ingresar a Ecuador tienen los mismos derechos y obligaciones que los nacionales e hizo referencia a la Constitución de la República, que determina el derecho a migrar y la prohibición de criminalizar esa condición, así como a la Ley de Movilidad Humana, que establece el derecho a acceder a la justicia y al debido proceso.

En ese marco, explicó que la Defensoría Pública cuenta con una línea de atención en movilidad humana para asistencia legal y patrocinio, a más de normativas internas para la atención a estas personas, que no se ha parado durante la emergencia sanitaria. De 2017 a 2019, la Institución atendió 12.088 casos en dicha materia.

Condición de Refugiados

“Cada 4 segundos, 3 de cada 10 personas en el mundo tienen que abandonar sus hogares, por lo que existen 400 mil desplazados diarios y en total suman 400 millones, de los cuales cerca de 27 millones son refugiados”, afirmó Felipe Asanza, asistente senior de protección de la Acnur. En el caso regional, Ecuador es el país que más refugiados ha recocido en América Latina con 69.524.

La falta de institucionalidad y de políticas de amparo obligan a los ciudadanos a cruzar otras fronteras para solicitar protección y que, si son devueltos a su país de origen, posiblemente, se los pondría en una situación más desfavorable de lo que se quiere prevenir, entre ellos, amenazas a su vida, seguridad, integridad y libertad, indicó. 

Este análisis tiene que ver con el principio de la no devolución, que lo consagran instrumentos internacionales, y es el núcleo del derecho a migrar y buscar refugio. Cuando un Estado acepta una condición previa, el extranjero merece el umbral de protección, precisó.

Tamaño de fuente