Más de 2.200 patrocinios atendió la Defensoría Pública en un mes de emergencia sanitaria.

La Defensoría Pública asumió el patrocinio de 2.298 casos, en 1.849 audiencias de flagrancia, a escala nacional, en 30 días de emergencia sanitaria y estado de excepción que dispuso el Gobierno Nacional, por la propagación del COVID-19.

La Institución también habilitó en su portal www.defensoria.gob.ec el “Formulario de consultas durante la emergencia sanitaria”, para que los usuarios accedan al servicio en materias penal, no penal y movilidad humana, informó el Defensor Público General, Ángel Torres Machuca.

La ciudadanía tiene que registrar sus datos y precisar el asunto a consultar, con el fin de facilitar la atención de los defensores públicos, por medios virtuales, en las diferentes provincias del país.

La máxima autoridad ratificó la decisión de la Institución de cumplir con un servicio de calidad, a pensar de las limitaciones por las restricciones de movilidad, y brindar atención a quienes no cuentan con recursos para contratar un abogado particular.

Casos atendidos en flagrancia

Del 17 de marzo al 16 de abril de 2020, el delito que más casos registró en flagrancia fue por incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente 792, seguido por Violencia Intrafamiliar 488, derecho a la propiedad 363, tránsito 254, producción o tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización 217 y otros delitos 184.

Guayas es la provincia con más patrocinios 405, luego están Pichincha 228, Esmeraldas 176, Azuay 144, Tungurahua 127 y Manabí 121.

A estas provincias les siguen Santo Domingo de los Tsáchilas 113, El Oro106, Imbabura 104, Morona Santiago 76, Loja 71, Napo 70, Los Ríos 67, Chimborazo 64, Sucumbíos 63, Carchi 59, Santa Elena 55, Orellana 50, Cotopaxi 44, Cañar 40, Pastaza 37, Bolívar 32, Galápagos 27 y Zamora Chinchipe 11.

Durante el estado de excepción y emergencia sanitaria, los defensores públicos atienden casos de flagrancia 24 horas al día, siete días de la semana, con el cumplimiento de estrictas medidas de bioseguridad.

Tamaño de fuente