¿Tienes alguna pregunta?
< Todos los temas
Imprimir

La violencia no discrimina por edad, género, raza, etnia o estatus socioeconómico, sin embargo, las personas que pertenecen a grupos vulnerables y sus animales de compañía,
pueden estar más expuestas a este tipo de violencia. Entre las principales víctimas
tenemos:
Animales: Los animales son víctimas directas de la violencia interrelacionada. Pueden
sufrir maltrato físico, abandono, negligencia o ser utilizados en actividades violentas,
como peleas de perros o peleas de gallos. El maltrato animal es una forma de violencia
que a menudo está relacionada con otros tipos de violencia.
Niños: Los niños que están expuestos a la violencia interrelacionada, ya sea
presenciando el maltrato animal o experimentando violencia doméstica o abuso infantil,
pueden convertirse en víctimas de esta forma de violencia. La exposición a la violencia
puede tener efectos perjudiciales en su desarrollo emocional, social y psicológico.
Mujeres: La violencia interrelacionada también puede afectar a las mujeres que se
encuentran en relaciones violentas donde el maltrato animal está presente. Estas mujeres
pueden experimentar abuso físico, emocional o sexual, y también pueden ser testigos de
violencia hacia los animales en su entorno.
Personas mayores: Las personas mayores que sufren maltrato o abuso por parte de
cuidadores o miembros de su familia pueden verse involucradas en situaciones de
violencia interrelacionada.
El maltrato animal puede ser un componente más amplio de la dinámica abusiva que
experimentan.
Comunidades vulnerables: Las comunidades que enfrentan situaciones de violencia,
pobreza, falta de recursos y desigualdad pueden ser más propensas a la violencia
interrelacionada. Esto puede incluir comunidades agropecuarias marginadas, de bajos
ingresos o con un acceso limitado a servicios y apoyo.

Encuesta de satisfacción clic aquí

Tabla de contenidos
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Ir al contenido