Defensoría Pública del Ecuador
Teléfonos: (593) 02-381-5270 a 79

En el hospital Enrique Garcés se dictaron charlas

Alrededor de 120 profesionales de la salud, entre médicos, enfermeras y estudiantes de medicina, del Hospital Enrique Garcés, de Quito, participaron el 9 de marzo, en las charlas sobre discriminación y acoso en el ámbito laboral y violencia intrafamiliar, dictadas por las defensoras públicas, Yadira Gómez, Norma Vargas y el acompañamiento del asesor institucional Jorge Díaz.

Por más de dos horas, los profesionales conocieron las normas existentes que sancionan la discriminación y el acoso laboral que están determinadas en la Constitución desde el 2008 y en el Acuerdo Ministerial No. 2017-0082, del Ministerio de Trabajo de junio de 2017, que admite denuncias por estos casos.

Yadira Gómez explicó que, en el ámbito laboral, está sancionado el trato desigual, de exclusión por: género, edad, discapacidad, etnia, enfermedades raras, VIH, idioma, religión,nacionalidad, ideología, opción política, al igual que tratos degradantes, intimidación, hostigamiento y estereotipos negativos. Indicó que estos temas deben ser tramitados por las áreas de talento humano, con las pruebas correspondientes y puestos en conocimiento del  Ministerio de Trabajo, para que emita un informe que determine la sanción quecorresponde, cumpliendo el debido proceso; y, advirtió que una denuncia de acoso laboral puede conllevar a un delito si existe calumnia, acoso sexual.

Al escuchar a médicos y estudiantes de medicina exponer sus casos, los felicitó “por perder el miedo y denunciar públicamente”. “Ahora corresponde aplicar las normas existentes”, dijo.

En cuanto al tema de violencia intrafamiliar, la defensora pública Norma Vargas explicó que es todo acto de violencia psicológica y/o física, principalmente en contra de la mujer, provocado por parte de su círculo familiar cercano. Manifestó que la violencia intrafamiliar es cíclica, que inicia con violencia psicológica, sigue con la física y luego la promesa de cambio, que ocurre por cierto tiempo, para volver con la agresión psicológica. “Este círculo  solo se corta cuando la víctima, pierde el miedo y denuncia al agresor”. Norma Vargas indicó que en este tipo de casos se califica como contravención cuando una agresión física le provoca a la víctima una incapacidad de máximo tres días y como delito, cuando la incapacidad es mayor a tres días. “Esto debe ser valorado por un médico legista”. “El femicidio es el último escalón de la violencia intrafamiliar que, al igual que la violencia sexual son delitos que deben ser prevenidos con la denuncia oportuna de la víctima”, concluyó.

Finalmente, las defensoras públicas indicaron que la Defensoría Pública ofrece asesoría legal y patrocinio en los temas tratados, además informaron los puntos de atención en Quito, mientras los profesionales de salud del hospital Enrique Garcés calificaron como provechosas las charlas.

B094-2018
12-marzo-2018

HomeServicios GratuitosFerias y carpas de atenciónEn el hospital Enrique Garcés se dictaron charlas