• Facebook
  • Twitter
  • Youtube
Defensoría Pública del Ecuador

Casos penales

Casos penales

Servicio gratuito de asesoramiento jurídico y patrocinio de casos penales para personas privadas de libertad que se encuentren en estado de indefensión o por su condición económica, social o cultural, no pueden contratar los servicios de defensa legal para la protección de sus derechos.

Los defensores públicos atienden los casos relacionados con delitos de acción pública, tales como: plagio, robo, hurto, estafa, trata de personas, enriquecimiento ilícito, tráfico de drogas, violación, asesinato, homicidio, delitos de tránsito, etc.

  • Accede al servicio

    Para acceder a los servicios gratuitos que brinda la Defensoría Pública puedes hacerlo de dos maneras:

    • Tú o un familiar tuyo pueden acercarse a nuestras oficinas a en todo el país.
    • Puedes acercarte a los defensores públicos, que hacen turnos de atención en los centros de retención o rehabilitación social.

  • Etapas del proceso

    1. Detención – delitos flagrantes:

    Es la detención de una persona sorprendida en el momento en que comete un supuesto delito o posterior a su persecución. Esta aprehensión puede ser de un máximo de 24 horas.

    2. Instrucción fiscal y audiencia preparatoria del juicio (etapa intermedia)

    En esta etapa se realiza la investigación del supuesto cometimiento de una infracción o delito, aquí únicamente existen indicios de culpabilidad, los mismos que son indagados y luego presentados al juez en la audiencia. En esta etapa los defensores pueden solicitar la aplicación de medidas alternativas para anticipar la terminación del proceso.

    En la audiencia, el juez puede resolver dos tipos de resoluciones:

    • Finalización del proceso o absolución del delito (sobreseimiento), ya sea del proceso, del procesado o de ambos.
    • Continuación del proceso penal (auto de llamamiento a juicio), cuando el juez de garantías penales considera que de los resultados de la instrucción fiscal se desprenden presunciones graves y fundadas sobre la existencia del delito.

    Entonces, el juez determina que sí existen indicios de responsabilidad y dispone que el proceso penal continúe.

    3. Etapa de juicio

    En esta etapa se presentan las pruebas necesarias para la defensa, se realizan interrogatorios y se cuenta con la intervención de los implicados. Luego, los jueces de garantía penales emiten la resolución de la sentencia, que puede ser:

    • Condenatoria, es decir, la existencia del delito y culpabilidad.
    • Absolutoria o de ratificación del estado de inocencia, la misma que dispone la libertad inmediata.

    4. Etapa de impugnación a la sentencia:

    En esta etapa existen varios recursos que se pueden presentar en un máximo de tres días para impugnar la sentencia.

    • Recurso de apelación:

    Debe ser presentado en máximo tres días y ante los jueces de garantías penales cuando una de las partes no se encuentra conforme con la sentencia o cree que sus derechos han sido vulnerados.

    • Recurso de nulidad:

    Debe ser presentado en máximo tres días y se lo solicita cuando los jueces de garantías penales hayan actuado sin competencia, cuando la sentencia no reúna los requisitos exigidos, o cuando en la sustenciación del proceso se haya violado el trámite establecido en la ley. Este recurso se lo puede solicitar en las cortes provinciales de justicia.

    • Recurso de casación:

    Debe ser presentado en un de cinco días y ante el tribunal que emitió la sentencia, para luego ser presentado en la Corte Nacional de Justicia, cuando en la sentencia se haya violado la ley, ya sea por una aplicación indebida, por interpretación errónea o por contravención expresa del texto de la misma.

    • Recurso de revisión:

    Se lo presenta ante el tribunal que emitió la sentencia, para luego presentarlo en la Corte Nacional de Justicia, cuando:

    1. Si se comprueba la existencia de la persona que se creía muerta.
    2. Si existen, simultáneamente, dos sentencias condenatorias sobre un mismo delito.
    3. Si la sentencia se ha dictado en virtud de documentos, testigos falsos, informes maliciosos o errados.
    4. Cuando se compruebe que el sentenciado no es responsable del delito por el que fue condenado.
    5. Cuando se haya promulgado una ley posterior más benigna.
    6. Cuando se hubiere comprobado, conforme a derecho, la existencia del delito a que se refiere la sentencia.  

    Excepto el último caso la revisión sólo podrá declararse en virtud de nuevas pruebas que demuestren el error de hecho de la sentencia impugnada.

HomeServicios GratuitosDefensa y asesoría en casos penalesJuicios penales