Marco Proaño Maya hizo un llamado a luchar por los derechos de los adultos mayores

Para Ernesto Pazmiño, Defensor Público General del Ecuador, Marco Proaño Maya es “ejemplo de no claudicar”. Con esta afirmación empezó el acto de reconocimiento por la lucha constante por los derechos de las personas vulnerables, sobre todo de los adultos mayores, para Proaño Maya, el 8 de noviembre en Quito.

Con la presencia de más de 100 personas, entre representantes de organizaciones de jubilados (como los maestros jubilados de Imbabura) y funcionarios de la Defensoría Pública, la Máxima Autoridad de la Institución homenajeó al abogado y político nacido en Otavalo, en 1945.

Ernesto Pazmiño recordó que hace 30 años vio a Marco Proaño Maya ejerciendo la profesión y defendiendo sus ideales; ideales que no han desmayado hasta hoy: “Le entregamos un reconocimiento en el que está plasmado lo que sienten nuestros corazones. Referente de conducta y dignidad, querido Marco”.

Marco Proaño Maya recibió el reconocimiento con entusiasmo y fraternidad; y no dejó de motivar a la Defensoría Pública a seguir en la lucha por los más vulnerables del país. Se dirigió a las presentes con la charla “Adultos mayores, jubilados y jubiladas, IESS y derechos”. Sus palabras fueron enfáticas sobre la realidad de este grupo de atención prioritaria en el Ecuador: “Los derechos existen en la Constitución, pero el Estado discrimina e irrespeta al adulto mayor”. Señaló que esta realidad se vive a nivel mundial, ya que la mitad de la población en edad de jubilarse, no recibe ningún incentivo económico por sus años de trabajo ni atención médica.

En 1965, el 5 por ciento de la población ecuatoriana eran los adultos mayores, actualmente son el 11,5 por ciento. Datos como este le sirvieron a Proaño Maya para hacer un llamado a la juventud: “Todos seremos viejos en el proceso inexorable de la vida”, dijo. Además, aseguró que lo que reclaman estas personas no es más que derechos básicos y fundamentales de todo ser humano: “Salud, dulzura, compañía, pan y libertad”. Para Proaño Maya, la sociedad ecuatoriana sufre de gerontofobia, los adultos mayores son silenciados y despreciados por el Estado; y lo que es más doloroso, por su familia. Planteó que es necesario un cambio de actitud en las nuevas generaciones, que les permita valorar a quienes dieron sus mejores años por el país.

Durante su intervención citó a autores y políticos que han compartido reflexiones sobre las dificultades llegar a la vejez en estos días. Sobre la reducción de pensiones para los jubilados, manifestó con indignación que se trata de un “atentado”. “Son vidas humanas que merecen vivir con dignidad hasta el último día”.

Alejandro Mite, presidente de la asociación de jubilados ex trabajadores del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), quien llegó desde Guayaquil al evento, compartió una carta de la Asociación para el homenajeado: “Un gran protector de las clases jubiladas. Usted Doctor, como profesional del derecho ha dejado muestra de su lucha y voluntad, siempre en beneficio de las clases populares del Ecuador”.

El acto terminó con el emotivo y espontáneo discurso de una ciudadana, extrabajadora municipal, quien expresó su más profundo agradecimiento a Marco Proaño Maya: “Dejamos todo por el bienestar de la juventud y ahora somos abandonados”, dijo con la voz quebrantada. Ella se jubiló con una pensión de 50 sucres (2 dólares), y reconoció la gestión del homenajeado cuando él estaba en el Congreso Nacional, para que ahora los adultos mayores reciban una cantidad menos injusta. 
Finalmente, Ernesto Pazmiño, Defensor Público General, reiteró su compromiso con la defensa de los adultos mayores y celebró la carrera de Proaño Maya por su constancia.

B354-2017
09-noviembre-2017

HomeNoticiasMarco Proaño Maya hizo un llamado a luchar por los derechos de los adultos mayores