Quito: Taller Formación de Formadores sobre Movilidad Humana

El 11 y 12 de abril, en la Sala de Reuniones del edificio de las Naciones Unidas, en Quito, se realizó el taller Formación de Formadores. Se trata de un esfuerzo conjunto de la Defensoría Pública y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para fortalecer la Institución sobre el tema protección a refugiados. El evento contó con 24 participantes entre ellos, defensores públicos de varias provincias, defensores especialistas de puntos focales de la Defensoría como Steven Espinosa de Guayaquil y Nina Guerrero de Quito. Además se incorporaron cuatro abogados de ACNUR para Esmeraldas, San Lorenzo, Ibarra y Lago Agrio.

La agenda incluyó temas como el rol de los consultores y de los puntos focales, los mecanismos de coordinación en el marco del proyecto con Defensoría Pública, ACNUR y consultorios jurídicos gratuitos, el derecho al asilo en la Constitución del Ecuador, las normas de Derecho Administrativo aplicables al proceso de determinación de la condición de refugiados, repaso a criterios de inclusión, exclusión, cesación y revocación, entre otros. 

Marlo Brito, asesor de la Defensoría Pública, destacó la importancia de esta actividad en el contexto nacional: “procuramos fortalecer la capacidad profesional y técnica de los defensores públicos en las regiones en donde hay mayor incidencia de solicitud de refugio en el Ecuador. Esas provincias son generalmente fronterizas; especialmente Esmeraldas, Carchi, Imbabura, Sucumbíos, luego, Pichincha, Santo Domingo, Guayas y, en menor medida, Azuay”.

Esta iniciativa interinstitucional surgió a raíz de la emisión de la nueva Ley de Movilidad Humana. Marlo Brito explicó que con esta ley se fijan las competencias para “asumir patrocinio, asesoría y acompañamiento legal en los procesos de determinación de la condición de refugiado en las inadmisiones que ocurren en el aeropuerto y deportaciones y procesos de documentación”.

Con la nueva Ley de Movilidad Humana, la Defensoría Pública está incursionando en estas materias. “Ahora estamos llevando a cabo un taller de capacitación por dos días, en la modalidad de formación de formadores. Los abogados de ACNUR van a capacitar y acompañar a nuestros defensores públicos para instalar capacidades para que en el transcurso del año ellos puedan asumir la defensa pública íntegramente”, añadió Marlo Brito.

El objetivo es que todas las personas capacitadas en este evento se conviertan en formadores y repliquen los conocimientos en las diferentes provincias para el fortalecimiento institucional así como la consolidación del proceso de asilo en Ecuador, siendo esta una competencia que otorga la Ley de Movilidad Humana.

Juan Pablo Terminiello, Oficial Nacional de Protección de la ONU, aseguró que la alianza entre las instituciones nacionales involucradas en la defensa de los derechos humanos y ACNUR es fundamental: “La representación legal, la asistencia legal y el asesoramiento a personas solicitantes de asilo y refugiadas es fundamental para asegurar que se respeten los derechos establecidos, en particular, que los refugiados tengan procedimientos justos y eficientes”. Además, subrayó que el trabajo con la Defensoría Pública ha sido vital “para involucrarse en otras áreas de la protección de los derechos de los refugiados como la protección de los niños no acompañados o separados, que por su situación muchas veces requieren medidas de protección, asistencias especiales, como el patrocinio legal en los procedimientos de asilo; o en la situación de las mujeres víctimas de la violencia de género”. Según Terminiello esta actividad es un acercamiento a un tema urgente y especifico, y además, es un intercambio de información: “Por un lado, el taller permite que acerquemos a los defensores públicos a la información y herramientas de trabajo sobre temas muy específicos de protección de refugiados y cuestiones vinculadas a la determinación de la condición de refugiados; pero también es muy importante para conocer cuáles son las medidas que se articulan desde la defensa pública para buscar el respeto a los derechos humanos. Creo que hay una retroalimentación entre la Defensoría Pública y ACNUR, un intercambio de conocimientos, de herramientas, que sirven  para potenciar los esfuerzos que hacemos por asegurar que los refugiados tengan derechos ampliamente reconocidos en el contexto de Ecuador”.

B074-2017
17-abril-2017

HomeNoticiasQuito: Taller Formación de Formadores sobre Movilidad Humana